Cambios en la nueva ley que ampara a los deudores hipotecarios

Se ha publicado una nueva ley que regula las medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social.

Con esta ley cuyo principal impulsor ha sido Miguel Temboury, subsecretario del ministerio de economía se pretende no restringir el mercado hipotecario, ni el acceso a la vivienda en propiedad, pero si evitar determinadas situaciones en las cuales no se guardaban necesarias medidas de prevención financiera según indica el mismo.

Según añade Miguel, esta nueva ley es más amplia que la que entró en el decreto ley 27/2012 que tenía dos medidas fundamentales que se están llevando a cabo y son las siguientes: la suspensión de los lanzamientos sobre viviendas habituales de colectivos especialmente vulnerables y el mandato al gobierno para la creación de un fondo social de vivienda que entre todas las entidades financieras han aportado cerca de 6.000 viviendas y en breve se irán firmando los primeros contratos de alquileres sociales.

Se ha procedido a una revisión importante en diversas leyes como la de enjuiciamiento civil, ley hipotecaria o ley de regulación del mercado hipotecario. Por ejemplo se establece que de ahora en adelante no puedan titularizarse hipotecas sobre viviendas habituales que tengan una duración de más de 30 años. Por tanto, los expertos en la materia consideran que la ley aborda de forma muy equilibrada todos los problemas que se plantean en este tema.

Respecto a los cambios, Temboury explica que esta ley y las enmiendas son mucho más amplias. Se ha realizado una verdadera revisión normativa de todos los aspectos que podían preocupar más en el ámbito de la ejecución hipotecaria. Se han revisado procedimientos de ejecución tanto judicial como extrajudicial, estipulaciones relativas a los intereses de demora, el código de buenas prácticas y se ha introducido una reforma muy novedosa que podría llamarse “de segunda oportunidad”. Esta reforma evita la complejidad de ir a un concurso de acreedores para una persona individual pero permite que una persona que cumpla con parte de sus obligaciones de pago en un plazo quede liberada del resto de la deuda de forma simple. De esta manera, se podría perdonar la deuda si el deudor paga el 65% en un plazo de cinco años o el 80% en 10 años…

Respecto al tema de la dación en pago se ha tratado de dejar como última solución ya que más del 96% de las carteras hipotecarias españolas cumplen puntualmente con sus obligaciones. Por ello se ha trabajado para tomar medidas paliativas o sustitutivas a la dación en pago como la reestructuración a la quita de la deuda, establecer un mayor equilibrio entre deudor/acreedor o mejorar procedimientos de ejecución…

Algunas novedades de interés respecto a la ley hipotecaria son las siguientes:

1) Los intereses de demora de las hipotecas no podrán ser superiores a tres veces el interés legal del dinero y sólo podrán devengarse sobre el principal pendiente de pago y no sobre el total como se hacía hasta ahora.

2) Se podrá subastar la vivienda en la venta extrajudicial siempre que se hubiera pactado en la escritura de la hipoteca, sólo para el caso de falta de pago del capital o de los intereses de la cantidad garantizada. Esta venta extrajudicial se realizará ante notario y el valor de la tasación de la vivienda debe ser el mismo que se haya fijado para el procedimiento de ejecución hipotecaria judicial ni podrá ser inferior al 75% del valor señalado en la tasación realizada.

fuente: idealista.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.