David Beckham tiene que pensar en un “plan C” si quiere construir su nuevo estadio.

museum-park-miami

 

El Museum Park de Miami se  ha abierto tras haber estado bajo construcción durante 14 años.

La gente de Miami ha esperado mucho tiempo a que esto ocurra, por lo que el día de su inauguración se celebró por todo lo alto, especialmente tras conocer la noticia que anunció el alcalde de Miami, Tomás Regalado quien descartó que se construyerá allí el estadio de David Beckham.

Activistas y residentes del centro de la ciudad tenían planeado presentarse en el lugar para protestar por la construcción del estadio contemplada por el equipo de fútbol local perteneciente al ya retirado futbolista David Beckahm.

“Todo el mundo aún piensa en acercarse a este lugar y pasar un buen rato, ya que el parque es de todo el mundo”, dijo David Polinsky, presidente de la asociación del condominio Museum Park, un edificio que se encuentra justo enfrente y donde residen muchas personas que se oponen a la construcción del estadio.

A las 10 45 A.M. del sábado 6 de junio, un velero de tres mástiles que a la vez es un buque escuela de la Guardia Costera de los Estados Unidos, llevó a personajes importantes de la ciudad a la inauguración del parque. El velero estuvo amarrado junto al paseo Biscayne Boulevard, por lo que los asistentes pudieron subir a bordo en una de las visitas guiadas que se celebró esa misma tarde.

Tras toda la polémica que se levantó acerca de la falta de presupuesto, la construcción del estadio y otros asuntos relacionados a este tema, los ciudadanos de Miami se sienten muy aliviados al poder disponer de este pequeño oasis junto al mar.

El nuevo parque de Miami ha tenido un coste de 40 millones de dólares aproximadamente, algo mucho más bajo de lo que se predijo en el primer borrador. El Ayuntamiento expone que este lugar garantiza una perfecta localización para la construcción de parques infantiles, restaurantes y locales.

El grupo al que pertenece Beckham propuso hacerse cargo de una parte importante de la construcción del parque, ya que es donde se iba localizar su nuevo estadio, alegando que de lo contrario daría lugar a un espacio muerto que nadie querría visitar. Pero Sarnoff declaró que el parque va a tener un uso importante y que muchas personas van a querer visitarlo, ya que tras la construcción y puesta en venta de varios condóminios, todas las entradas se agotaron.

Tras la negativa recibida, el ex futbolista está en conversaciones con la Universidad de Miami para conseguir una nueva ubicación junto al Marlins Park de la Pequeña Habana.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.