Home Staging: secretos que te ayudan a vender tu casa

Actualmente la venta de inmuebles pasa por su peor momento, en ocasiones un precio atractivo, una labor comercial adecuada y una buena estrategia web no son suficientes para dar salida a un producto. Sin embargo, muchos están encontrando la solución al problema de la venta aplicando las técnicas Home Staging, un sistema de revalorización inmobiliaria nacido en EEUU y que ha aterrizado en España pisando fuerte.

Home Staging consiste en mejorar la imagen y las sensaciones de las viviendas en venta o alquiler a fin de conseguir operaciones más rápidas y al mejor precio. Lo inventó Bárbara Schwaz, una agente inmobiliaria que se dio cuenta de que era más fácil vender una casa limpia y bien decorada que sucia y destartalada.

Las técnicas Home Staging consisten en mejorar la estética y las sensaciones de los inmuebles para atraer el mayor número de visitas y enamorarlas en su recorrido por la casa. Para ello, lo primero que hay que hacer es limpiar a fondo la casa y pintarla si fuere necesario (el color ideal para las paredes es el blanco por ser neutro y luminoso), si hay cables rotos, manchas de humedad o grietas hay que repararlos ya que dan aspecto de producto conservado en mal estado. Otra cosa a tener en cuenta es propiciar que se circule fácilmente por las estancias por lo que cuantos menos muebles hayan mejor. Finalmente hay que decorar el espacio de manera neutra y despersonalizada. La palabra adecuada no sería “decorar” sino “neutralizar”. La idea es que guste al mayor número de personas posible sin distinción de edad o sexo, con la finalidad de crear espacios atractivos, cálidos, acogedores, que atraigan la mirada de los compradores. La calidez se consigue con lámparas de luz amarilla (las de toda la vida) colocadas en puntos estratégicos; deben de estar siempre encendidas durante las visitas.

La idea es que los espacios estén siempre amueblados. Si la casa está vacía yo utilizo muebles de cartón: monto escenografías con material efímero que dan un resultado espectacular a bajo coste. Cuando trabajo en viviendas amuebladas dejo lo que puede servir y retiro el resto apoyando las composiciones con material decorativo neutro y estético. En el caso de que las viviendas estén habitadas asesoro a los propietarios sobre cómo debería de estar su casa tanto en el momento de recibir las visitas cómo en el de hacer el reportaje fotográfico.

Los interesados en poner su vivienda en venta deben de tener muy claro que es el momento de tener preparado el hogar para su comercialización, por lo tanto, se deben de retirar los objetos personales, las fotografías, los trastos…hay que empezar a preparar la mudanza. La cocina y los baños tienen que estar completamente recogidos, los platos lavados, las toallas limpias y los jabones guardados. Las camas hechas y cubiertas de colchas discretas, los armarios empotrados ordenados y el salón recogido. No hay que descuidar los olores: es necesario ventilar las estancias antes de que el comercial toque el timbre. No está de más preparar una cafetera que hará conectar al cliente con la idea de hogar cálido y también resultará acogedor colocar ambientadores en los baños.

¡Hay que causar buena impresión al comprador!

Los esfuerzos invertidos en crear esta escenografía se deben de completar con fotografías profesionales y de buena calidad. Si el presupuesto no da para contratar a un fotógrafo profesional siempre existe la opción de llamar a un aficionado que quizás no saque el máximo partido a nuestra vivienda pero sí un resultado final notable. Además, es más que interesante tener planos de la propiedad y colgarlos en la red junto a las fotografías: todo vende.

Actualmente los clientes que piden este tipo de servicios son variados: particulares, agencias inmobiliarias (a cambio de una exclusiva) y promotoras para piso piloto de obra nueva. Los resultados son magníficos y los cambios no dejan indiferente a nadie. Ya se sabe aquello de que ¡una imagen vale más que mil palabras!
En España aún no hay estudios que demuestren la rentabilidad de preparar las viviendas para su comercialización con esta técnica pero en Francia si que los hay. Unas franquicias de reputado prestigio demostraron que los inmuebles que no habían sido preparados con Home Staging costaba tres veces más tiempo para venderlos y las negociaciones eran más duras. La conclusión era que salía rentable hacer esta inversión porque al final el comprador negocia menos porque ve un inmueble atractivo y en buenas condiciones. La agencia inmobiliaria también gana porque consigue reducir considerablemente los tiempos de venta.

¡Mucha suerte a todos con la comercialización de vuestros inmuebles!

espacio interior hogar

Autora: Anna Garcia de Espai Interior Home Staging

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.