Las sillas no solo sirven para sentarse

El diseñador industrial Nikos Tsoumanis crea una ilusión óptica extraña con sillas que parecen haberse fusionado con la pared, El resultado es aparte de una obra de arte, una buena forma de tener un espacio distinto en donde colgar llaves, abrigos y bolsos.

Las sillas han sido cortadas de tal manera para que sobresalgan de la pared en diferentes ángulos, dando la sensación de que fueron incrustadas en la pared cuando el hormigón estaba todavía húmedo. La parte inferior de los asientos crean pequeños estantes para objetos.

Una buena forma de tener en casa una escultura y una estantería funcional.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *