Melania Trump contrata a una interiorista para redecorar La Casa Blanca

¿Mármol, brillos, dorados…? ¿Contendrá La Casa Blanca reminiscencias de la Torre Trump después de someterla a una renovación estética?

La respuesta podríamos tenerla cuando eche el cierre el año escolar. Y es que la primera dama planea mudarse del flamante rascacielos propiedad de su esposo cuando su hijo Barron, de diez años, finalice el curso. Melania ha contratado a la diseñadora Tham Kannalikham para esta misión. Al parecer, el vínculo profesional de esta interiorista con Ralph Lauren (es aquí donde germinó la carrera de la decoradora, ahora propietaria de su propia empresa) ha captado la atención de la esposa del presidente de Estados Unidos. De hecho, hace unas semanas, contemplábamos a la mujer de Donald Trump ataviada con un atuendo de la prestigiosa firma de moda.

Mientras, la encargada de darle un nuevo aire a la residencia oficial de los Trump declaraba a varias publicaciones que se sentía honrada por ayudar a hacer que Melania sienta La Casa Blanca como su hogar. Tham Kannalikham creará, por tanto, un espacio acogedor en los cuartos privados del principal centro de trabajo del presidente americano. La idea de la primera dama es revisar y renovar el balcón Truman, la Sala Oval Amarilla, la Sala de Tratados en el segundo piso, el comedor del presidente o el dormitorio Lincoln. Eso sí, en este último caso, por ejemplo, Melania Trump tendrá que recibir el visto bueno para incorporar cambios, pues algunas estancias están protegidas por el Comité de preservación de la Casa Blanca.

Mientras se estudia este caso, la diseñadora neoyorkina elabora un escrupuloso estudio del interior del domicilio presidencial para dotarlo de “elegancia y comodidad”, según ha manifestado Stephanie Winston Wolkoff. La consejera de la primera dama añadía, al respecto, que Melania Trump posee un “profundo aprecio por los aspectos históricos de La Casa Blanca”.

Invertir tiempo y dinero en redecorar la residencia y el Despacho Oval no es algo novedoso. De hecho, tradicionalmente, los nuevos presidentes de Estados Unidos asignaban 100.000 dólares de fondos federales a este fin (aunque los Obama hicieron uso de su propio dinero para dar un nuevo aire a su vivienda).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.