Miami, el lugar ideal para practicar el “people-watching”

La belleza de la geografía o la monumentalidad de rincones históricos no son los únicos reclamos de un lugar con encanto. Al hilo de esta afirmación, nace el “people-watching”, un nuevo concepto que incentiva la cualidad antropológica que todos llevamos dentro. Se trata de hallar el espacio más interesante para relajarte y observar a quien te rodea. Los gestos, actitudes o diálogos de todo aquel que pase por allí te ayudarán a aumentar tu intuición. Además, la contemplación invita a radiografiar los comportamientos y, como consecuencia, a conocer otros aspectos culturales de la zona en la que te encuentres.

Por supuesto, la belleza del territorio incrementa la pasión hacia este nuevo hobby, con lo que Miami supone un paraíso para esta práctica. A continuación, te proponemos diversas ubicaciones, escoltadas por palmeras y a la vera del Pacífico, para adherirse al popular “people watching”.

Jimmy Baikovicius/Flickr

Parque Matheson Hammock.

Ideal para visitar en familia, este oasis urbano al sur de Coral Glabes atrae a multitudes gracias a sus senderos naturales, su puerto deportivo o sus lanchas. Este atractivo espacio envuelve a sus huéspedes de una magia especial que permite desconectar de nuestra rutina.

 

A post shared by Wanderlust (@seamesail) on

Nixon Sandbar.

El espacio ideal si tienes la fortuna de navegar en barco propio o de amigos. Prepara tu mirada para divisar otras embarcaciones de dos o tres motores. Deberás hacerlo al ritmo de la música, pues en cada bote se impone la ley del que lo disfruta. Puedes seguir dando trabajo a tus ojos en el agua, ‘instalándolos’ en cualquier playa en Miami.

 

Bayside Marketplace.

Imagina cuánta gente puede prodigarse en las más de 150 tiendas, restaurantes y terrazas que componen este centro comercial y de ocio situado en el paseo marítimo de la Bahía Vizcaína. Este lugar, con vistas privilegiadas al puerto deportivo, se erige como el alma de la ciudad.

A post shared by Todena (@todena5) on

Coconut Grove.

Cercano a la mencionada Bahía Vizcaína, este escenario es considerado uno de los barrios más hermosos de Miami. Es posible cruzarse con artistas, músicos o escritores paseando por este idílico lugar.

A post shared by Vivian (@vbam33) on

Lincoln Road.

Inscrita en el Registro Nacional de Lugares Históricos, esta calle peatonal que desempeña la función de centro comercial funciona como parada inexpugnable en las rutas de los turistas. Esta diversidad se traduce en una amalgama de culturas que convergen en un escenario que da paso a mansiones de famosos y veleros de familias pudientes.

vía: miami.curbed.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.