Paneles decorativos de poliéster

Un desconocido en el mundo de los revestimientos para paredes son los paneles de poliéster. Estos recrean con un gran realismo todo tipo de diseños. Su tiempo en el mercado es corto, pero debido a sus acabados y rápida instalación se están introduciendo con fuerza en los hogares. Este tipo de productos son muy resistentes, debido a los materiales empleados en producción, principalmente compuestos de resina y fibra de vidrio. No necesitan ningún tipo de mantenimiento y las posibilidades que ofrecen son muy amplias.

Los procesos de fabricación suelen ser mixtos entre maquinaria y mano de obra. El trabajo a realizar por el operario suele ser artístico, patinando los moldes. Estas pinturas aplicadas sobre el molde son las que posteriormente se verán reflejadas en el acabado final. El proceso de aplicación de color podría ser automático, pero el resultado final carecería de realismo, debido a la repetición de color en los paneles. En el resto de los procesos se ha avanzado bastante y generalmente son las máquinas las que continúan con la línea de producción.

Cuando se comenzaron a comercializar, el uso de estos materiales se limitaba a locales comerciales o plantas bajas, esto era debido a su gran tamaño, 1,30 mts. de altura por 3,50 mts. de largo aproximadamente. Con el tiempo, se han ido introduciendo en nuevos espacios, creando formatos de un menor tamaño y diseños más atractivos. Ahora es posible ver estos materiales en el hogar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El espesor de los paneles sintéticos se encuentra entre 0,5 cm. y 2 cm., y el peso ronda los 6 kg. por metro cuadrado, dos bazas muy importantes para no restar espacio a nuestras habitaciones y despreocuparnos del peso que adquieren nuestras viviendas.

Podemos encontrar gran cantidad de diseños, desde los más tradicionales, como piedras de sillería, ladrillos o vigas, ideales para decoraciones rústicas, hasta los más modernos e innovadores, como acabados de madera u hormigón, para diseños industriales o minimalistas. Su elección dependerá del espacio que queramos decorar y el efecto que queramos conseguir.

Los paneles decorativos van atornillados directamente sobre la superficie y no es necesario nivelar las paredes previamente con perfiles. Tampoco necesitan permiso de obra, ya que la instalación de estos acabados está considerada como obra menor. Pueden colocarse en cualquier pared, sea esta interior o exterior, además se adaptan a diferentes formas, curvas o rectas.

La masilla utilizada para hacer las uniones no suele tener la misma coloración que las chapas, pero las empresas fabricantes suelen suministrar pinturas que corresponden al tono del panel, así las uniones quedan acordes con el resto de la placa.

Por su rápida instalación, este tipo de paneles se convierten en aliados perfectos para todo tipo de proyectos. Debido a su sencilla instalación no requieren una mano de obra especializada y cada vez son más las personas que se atreven con su colocación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.