Reconstrucción de uno de los primeros edificios culturales con Certificación LEED en España


El edificio, situado en el centro histórico de Roses en Barcelona en primera línea de mar, donde antiguamente se encontraba Ca l’Anita (estanco de la punta) está destinado al equipamiento cultural por petición de la antigua propietaria del solar que lo cedió al ayuntamiento con ésta condición. El edificio se convierte en el primer equipamiento cultural en España con Certificación LEED y con clasificación energética A.

El nuevo equipamiento municipal destinado a formación y a usos socioculturales que el ayuntamiento de Roses ha ubicado en el antiguo estanco Ca l’Anita se ha construido siguiendo criterios de certificación medioambiental Leed. El edificio se encuentra en medio de dos tipos de tramas, las vistas abiertas hacia el paseo marítimo y el mar, en contraste con las calles estrechas perpendiculares al paseo.

 

entrada-edificio-roses

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El volumen del edificio se entiende como un cuerpo macizo, con un vaciado en planta baja, que oxigena la calle San Isidre, a la vez que conduce hacia las vistas del mar. Este vaciado en planta baja genera un porche por donde se accede al edificio.

La fachada ventilada se acaba con placas perforadas que forman el mismo dibujo geométrico del mosaico original que cubría el suelo de la antigua casa cedida al Ayuntamiento a favor de la población. Con la colocación de las placas que revisten las dos fachadas visibles del edificio se quiere poner todo el énfasis en el pasado del emplazamiento donde se levanta el nuevo edificio y testimoniar la anterior existencia del popular Estanco de la punta de Anita.

El revestimiento exterior es de hormigón polímero perforado. Esas perforaciones forman un pixelado que dibujan la geometría grafiada en los antiguos azulejos de Ca L’Anita. El material sobrante que se produce al realizar las perforaciones de la placa se ha aprovechado para pavimentar el suelo del acceso al edificio.
Durante el proceso de proyecto y obra se han potenciado los aspectos energéticos y medioambientales del edificio, que se ha diseñado siguiendo los parámetros de la certificación energética LEED, siendo uno de los primeros equipamientos culturales en España en este proceso.

 

edificio-roses-nocturno

 

Como valor añadido, el estudio de este proyecto apuesta por mejorar los mínimos normativos mediante la aplicación de la certificación Leed, que selecciona materiales y técnica entre aquellos que tienen un menor impacto sobre el medio ambiente en términos de contaminación y consumo de recursos no renovables, considerando su proceso de fabricación, puesta en obra, mantenimiento y reciclaje. En este sentido los cerramientos de fachada juegan un papel importante. La ejecución de la fachada se ha realizado con el nuevo cerramiento autoportante de Ulma, que consiste en una solución multicapa con grandes espesores de aislamiento sobre una subestructura de acero galvanizado. La condiciones del sistema básico cumplen con los valores de transmitancia máxima exigidos por la certificación Leed, y mejora significativamente el Código Técnico de la Edificación.

En el interior del edificio, la planta se distribuye en dos franjas: la de espacios comunes, longitudinal en todo el edificio, que reparte la circulación entre todos los espacios, y con grandes aberturas y vistas lejanas hacia el mar, y la franja de aulas, con aberturas de una escala más propias de casco antiguo, respetando el entorno y protegiendo la privacidad de las aulas y las viviendas de vecinos.

 

interior-edificio

Autor: Simón García

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *