Silla Tolix, icono y pieza de coleccionistas.

Existen objetos cotidianos que llevan bien el paso del tiempo. Lejos de quedar obsoletos o pasados de moda, se elevan al nivel de iconos y se convierten en auténticas piezas de coleccionista. Es el caso de la silla “Tolix”, también conocida como silla Modelo A. Su popularidad se remonta a 1934 y actualmente se la puede encontrar en colecciones de los principales museos de diseño del mundo.

Pero, ¿qué hace especial a esta silla? La silla Tolix original está construida en acero galvanizado y sus características principales son su extrema robustez, su ligereza y su fácil mantenimiento. Se puede apilar fácilmente, se produce en una amplia gama de colores y es barata. Durante el siglo XX, esta silla estuvo presente en multitud de espacios como fábricas, oficinas, hospitales, terrazas y parques públicos. Con el tiempo se ha convertido en un auténtico icono de la estética industrial y en una pieza de diseño muy apreciada.

Su creador, un francés llamado Xavier Pauchard, fundó la empresa Tolix en 1927, dedicada a la producción de objetos galvanizados como sillas, taburetes, y otros objetos domésticos que se convertirían en referentes del mercado. Hasta 2004 la empresa permaneció dirigida por su familia y fue unos pocos años después cuando Chantal Adriot compró y relanzó la marca.

Adriot, manteniendo la esencia de su fundador, ha convertido a Tolix en una empresa moderna, enfocada al diseño y con los últimos avances en calidad e innovación. Todo ello ha contribuido al resurgimiento de la marca y a colocar su producto estrella, la silla Modelo A, en lo alto del pódium. Al mismo tiempo han creado un nuevo catálogo de productos.

Las sillas Tolix antiguas son muy apreciadas y buscadas. Su estilo vintage, desgastado e industrial las hace destacar en cualquier parte de la casa. Pero si no encontramos esas piezas de coleccionista, las nuevas producciones, que se identifican por la marca Tolix grabada en relieve, cumplirán tan perfectamente su misión como sus predecesoras. Pocos elementos cotidianos son capaces de imprimir tanto carácter a los espacios que ocupan. La silla Tolix es definitivamente uno de ellos y ahora está de nuevo a nuestro alcance.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.