Situación del mercado inmobiliario español con gráficos.

Si usted tiene un piso en propiedad desde antes del 2007 probablemente estará decepcionado con la constante depreciación que ha sufrido su inmueble desde entonces. La pérdida de valor sufrida hasta hoy ha sido muy importante y seguramente se preguntará cuánto tiempo más durará esta sangría. Aunque la respuesta no es fácil, existen algunos indicadores que pueden darnos una idea de la situación actual.

Atendiendo al número de operaciones de compraventa registradas, todo parece indicar que efectivamente asistimos a una recuperación. Sin embargo, otros datos sugieren que los precios podrían tener todavía un margen para el ajuste. Aunque la media de la caída de precios ronda ya el 40%, el último trimestre ha continuado con más rebajas. El precio de las viviendas todavía es alto para la maltrecha capacidad de compra de muchos españoles que han visto recortados sus ingresos durante la crisis. El esfuerzo de una familia para la compra de una vivienda, en términos de salario bruto, se sitúa un 50% por encima de las cifras aconsejables.

Otro punto clave, la financiación, parece todavía estancado. La concesión de hipotecas siguen en cifras muy bajas, un décima parte de las que se concedían en tiempos de bonanza económica. A esto hay que añadir que son muy pocos los clientes que tienen acceso a ellas debido a las entidades no quiere correr riesgos que hace años no eran un problema. Por ello, es lógico que el nivel de viviendas en propiedad haya descendido hasta niveles de hace medio siglo. Al mismo tiempo, los alquileres se han incrementado más de un 35% desde el inicio de la crisis. Este hecho, sin embargo, ha supuesto que aumente la inversión en viviendas para ponerlas en alquiler debido a su rentabilidad.

Hay que destacar que el indicador que muestra señales más positivas es la inversión extranjera en vivienda. Los extranjeros compran vivienda en España y lo están haciendo especialmente aquellos que ya son residentes en nuestro país.

Teniendo en cuenta todos estos factores, llegar a conclusiones definitivas no es sencillo. Parece evidente que la caída de precios se está deteniendo pero está claro que falta mucho para poder hablar de una reactivación en toda regla. Todavía falta tiempo y sobretodo más indicadores que confirmen el cambio de tendencia.

fuente: idealista.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *