Un hotel futurista del siglo XXI

Este hotel denominado Opposite House situado en el distrito de Sanlitun en Pekín muestra en su diseño un reflejo de la cultura asiática, es un estilo de diseño que simula la mezcla entre el arte y el espectáculo al estilo del este de Beijing.

Es una versión contemporánea de temas tradicionales chinos. En el interior del mismo se ofrece un equilibrio sutil entre la comodidad y la elegancia. Un gran atrio central conduce a una sala de estar en expansión con pasillos cubiertos de paneles de bambú. Incluye también una galería de arte que muestra obras de artistas contemporáneos chinos.

Este hotel muestra el lujo del sigo XXI, de la vitalidad abrumadora de Beijing. Como su nombre indica: “The Opposite House” es un lugar de grandes contrastes, pero en su conjunto es uno de los hoteles más particulares del mundo. Personalidades del diseño del arte siendo su máximo creador de esta obra : el arquitecto Kengo Kuma junto con el diseñador Neri & Hu han contribuido como piezas claves para confeccionar este espacio de diseño; un hotel de renombre internacional.

El carácter audaz de los espacios públicos de este hotel es contrarrestado por la tranquilidad de las habitaciones, de cristales reluciente. Las intervenciones arquitectónicas, el arte y el diseño han contribuido a crear un clima de elegancia y tranquilidad en las estancias más tranquilas como son las habitaciones en las que se ofrece un espacio minimalista en un hogar de oasis refinado. Las amplias habitaciones y suites cuentan con muebles elegantes y accesorios de baño de madera cuadrada.

Como punto focal en las zonas comunes, se encuentra una teatral piscina de material de acero inoxidable que convierten a este hotel en uno de los más asombrosos.

Los espacio públicos como las zonas del bar y del restaurante se asemejan a una galería de arte moderna.
El moderno restaurante denominado “Bei” que significa Norte en Chino, ha sido diseñado por el equipo creativo Lyndon Neri y Rossana Hu de Neri & Hu Diseño. Este estilo de restaurante se centra en torno a la cocina asiática contemporánea del norte. En este espacio trataron de crear un ambiente diferente al introducir la “constelación de bombillas” que cuelgan del techo en varios niveles que dan una sensación de encierro lograda mediante las pantallas hechas de madera oscura que rodean la zona principal del comedor. Los colores negros y oscuros y la iluminación baja crean un ambiente tranquilo.

fuente: weheart.co.uk

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *