Una casa sostenible que cuelga de un árbol

¿Alguna vez has imaginado poder disfrutar de estar en el interior de una casa colgada de un árbol?

Ubicado a 60 km al sur del círculo Polar Ártico en Harads en Suecia se encuentra un impresionante escondite diseñado por los arquitectos Tham & Videgard llamado El Mirrorcube. Este retiro de lujo con forma de cubo de diseño contemporáneo está situado en lo alto de un árbol construido de aluminio ligero que cuelga alrededor de la base de un solo árbol.

El exterior está camuflado por paredes de espejos que reflejan su entorno con ventanas que ofrecen vistas de 360 grados, mientras que el interior es de madera contrachapada.
Al principio puede parecer que el Mirrorcube desafía las leyes de la gravedad pero está totalmente pensada para alojarse en él.

La estructura está prefabricada en dos módulos que se unen una vez se realiza el montaje, compuesta por techo, piso y paredes herméticamente cerradas para evitar la condensación. Y los cables que se encuentran anclados en el suelo proporcionan gran estabilidad adicional.

El aspecto de esta casa camuflada, que parece mas o menos invisible, aparenta ser un santuario camuflado entre los árboles desde una distancia que es casi imposible de detectar ya que se funde en un ambiente circundante. Pero sí que lo es altamente visible para las aves ya que se ha instalado unas láminas infrarrojo de protección solar en el material de vidrio.

Fuente: lostateminor.com

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.